Hasta que uno no ha amado un animal, una parte del alma sigue sin despertar. -Anatole France.  

No se ha definido producto.